febrero 26, 2017

Decapitación ritualizada de cazadores-recolectores de 9000 años

Texto original 9,000-year-old hunter-gatherer ritualised decapitation, pasthorizonspr.com, September 23, 2015  - Trad. cast. de Andrés Salvador
 Decapitación ritualizada de cazadores-recolectores
 de 9000 años

Entierro 26 de Lapa do Santo. Image: Gil Tokio - Crédito: pasthorizonspr.com

Pocos hábitos amerindios impresionaron a los colonizadores Europeos más que la toma y exhibición de partes del cuerpo humano, especialmente cuando la decapitación estaba involucrada. Aunque disputada por algunos autores, se ha hecho ampliamente aceptado que la decapitación era común entre los Nativos Americanos a través del continente entero.

La evidencia arqueológica confirma que la práctica tiene profundas raíces  cronológicos. En América del Sur, la decapitación más antigua ocurrió en los Andes y data de ca. 3000 años antes del presente. Dado que todos los otros casos arqueológicos sudamericanos ocurren en los Andes (por ejemplo, Inca, Nazca, Moche, Wari, Tiwanaco) se asumió que la decapitación fue un fenómeno Andino tanto en sus orígenes como en su más inequívoca expresión.

La práctica es mucho más antigua

Sin embargo, un equipo internacional liderado por André Strauss, del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Leipzig, Alemania, ha descubierto que este tipo de práctica es mucho más antigua de lo que previamente se pensaba y no se restringe a la franja occidental del continente. En un paper el reporta el descubrimiento en la zona arqueológica de Lapa do Santo (centro-este de Brasil) de un caso de la decapitación humana datado de más de 9.000 años antes del presente, usando acelerador de espectrometría de masas. El entierro se compone de un cráneo, mandíbula, el primero de seis vértebras cervicales y dos manos cortadas de un hombre adulto. La mano derecha se colocó sobre el lado izquierdo de la cara con falanges distales apuntando a la barbilla mientras que la mano izquierda se colocó sobre el lado derecho de la cara con falanges distales apuntando a la frente.

Utilizando un microscopio confocal que puede generar modelos tridimensionales de las marcas de corte se determinó que los tejidos blandos se retiraron usando escamas [=flakes] de piedra. De acuerdo con un equipo de expertos forenses que participaron en este estudio la eliminación definitiva de la cabeza no fue el resultado del corte, sino en vez de tirar y girar hasta que la separación fue conseguida.

No es un extraño

Aunque la perspectiva Occidental siempre ha entendido la decapitación en el contexto de la violencia y castigo entre grupos, los registros arqueológicos y etnográficos apuntan a un escenario más complejo en el Nuevo Mundo. "El análisis químico de los isótopos de estroncio hecho en este estudio indica que el individuo decapitado no era una persona ajena al grupo", dice Domingo Carlos Salazar-García, del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology. "Por lo tanto, probablemente no era un enemigo derrotado sino en su lugar un miembro de la comunidad".

Los investigadores proponen que la decapitación de Lapa do Santo no fue un acto de violencia contra el enemigo sino en su lugar parte de un conjunto más amplio de los rituales mortuorios que implican un fuerte componente de manipulación del cuerpo. La disposición cuidadosa de las manos sobre la cara es compatible con un importante componente de la exhibición pública en el ritual que podría haber trabajado para mejorar la cohesión social dentro de la comunidad. "Esta decapitación ritualizada atestigua la temprana sofisticación de los rituales mortuorios entre cazadores-recolectores en las Américas", dice el primer autor André Strauss. "Por otra parte, el hallazgo de Lapa do Santo duplica la profundidad cronológica de la práctica de la decapitación en América del Sur. Geográficamente, se amplía el rango conocido de la decapitación en más de 2.000 kilómetros, lo que demuestra que durante el Holoceno temprano esto no fue un fenómeno restringido a la parte occidental del continente como se asumió previamente".

Siga el enlace para trabajo completo e imágenes:

http://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0137456

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente 9,000-year-old hunter-gatherer ritualised decapitation, pasthorizonspr.com, September 23, 2015  - Trad. cast. de Andrés Salvador