enero 15, 2018

El misterioso Sacerdote-Rey de Salem Melquisedec

Notas sobre el pensamiento simbólico   

Andrés Salvador
1. Introducción

En este trabajo se reunen algunas notas sobre  la figura del misterioso rey sacerdote Melquisedec, por su interés en orden al estudio de la  cuestión propuesta por René Guenon en su libro El Rey del Mundo [ed. Fidelidad, Buenos Aires, 1985, trad. cast de Atilio Carlos Neira], relativa a la existencia de un centro espiritual "establecido, en el mundo terrestre, por una organización encargada de conservar integramente el depósito de la tradición sagrada, de origen "no humano" (apaurushêya)" [Guenon, 1985: 15-16] y que es  afirmada por el testimonio concordante de todas las tradiciones [Guenon, 1985: 103].

2. Antecedentes

El sacrificio de Melquisedec como prefiguración  y tipo del sacrificio de Cristo en el ordinario de la Misa. En la Misa del rito romano en uso antes de las reformas  posteriores al Concilio Vaticano II, se advierte que el celebrante,  tras la consagración y habiendo conmemorado la Pasión, Resurrección y Ascensión del Señor, encomienda a Dios Padre el Sacrificio eucarístico que esta celebrando, mediante una oración que presenta tres prefiguraciones  y tipos del sacrificio de Cristo que reactualiza el sacrificio de la Misa, a saber:

1. El sacrificio del justo Abel (Génesis 4, 4),

2. El del patriarca Abraham (Génesis, 22), y

3. El del misterioso sacerdote-rey Melquisedec  (Parsch, 1936: 117-119):


Ofrendas de Abel y Melchisedec
 Iglesia de San Vitale, Rávena, (s. VI d. C.)
http://sacrificium-laudis.blogspot.com/2008/06/mass-as-it-was-in-city-of-rome-part-7.html
Ultima visita: 28/03/2011
Sobre las cuales ofrendas dígnate mirar con ojos favorables y semblante apacible, y aceptarlas como tuviste a bien aceptar los dones de tu siervo el inocente Abel, y el Sacrificio de nuestro Patriarca Abrahán, así como también el que te ofreció tu Sumo Sacerdote Melquisedec, sacrificio aquél santo, hostia inmaculada. (Azcarate, 1944: 634).

Señala Andrés Azcarate, O.S.B. que las ultimas palabras de esta oración fueron añadidas en el siglo VI, por el Papa San León Magno como protesta contra la gnosis maniquea que encontraba impuro el sacrificio material de Melquisedec y como elogio del mismo (Azcarate, 1944: 634 nota 20).

Otra referencia a Melquisedec en la Liturgia Romana. En la Misa Votiva de Nuestro Señor Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote con la que quiso el Papa Pío XI, en 1933, perpetuar el recuerdo del nuevo año centenario de la Redención hacen referencia a Melquisedec el Introito [Salmo 109, 4] y la Epístola [Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo, a los Hebreos (5, 1-11)] (Azcarate, 1944: 1194-1195).
    
3. Desarrollo

El misterioso Melquisedec. El misterio rodea a Melquisedec[1] (Parsch, 1936: 119) [cuyo nombre según San Pablo significa rey de justicia (Hebreos 7, 2)[2]] y a su sacrificio (Gubianas, 1930: 458).
El texto sagrado no nos hace conocer ni su familia ni su vida (Hebreos 7, 3), y todo lo que podemos afirmar con certeza[3] es que:

1.   Es rey de Salem (Génesis 14, 18): Explica el P. Vigouroux, que se ha creído comúnmente, siguiendo a Joséfo [Ant. Jud., I, x, 2] y a los Targums, que la ciudad de Salem, es la misma que Jerusalén; el Salmo 75,3 que llama, en el texto hebreo, a la capital de Judea, Salem [nombre que ha sido traducido por paz (paix)], confirma indirectamente esta opinión aunque ella tiene contradictores (Vigouroux, 1901a: 673; Vigouroux, 1901b: 272 y 422 nota 1). Sobre esto véase Hebreos 7, 2.

2.   Es sacerdote del Dios altísimo (Génesis 14, 18): Es decir que el adoraba al verdadero Dios (Vigouroux, 1901a: 673).

3.   Realiza un sacrificio de pan y vino ante Abraham (Génesis 14, 18).

4.  Bendice a Abraham (Génesis 14, 19-20).

5.  Abraham le paga un diezmo (Génesis 14, 20): Este pago será objeto de especiales consideraciones por San Pablo (Hebreos 7, 1-22). Recuerda Vigouroux, que es la primera vez que este canon es mencionado en las Escrituras (Vigouroux, 1901a: 670).

Abraham ofrece el diezmo a Melquisedec
Pedro Pablo Rubens (s. XVII)
Actualmente en el Museo Nacional del Prado
http://www.museodelprado.es/coleccion/galeria-on-line/galeria-on-line/obra/abraham-ofrece-el-diezmo-a-melquisedec/
Ultima visita: 28/03/2011

Si bien Melquisedec aparece circunstancialmente en la historia de los patriarcas, no por ello su rol es menos importante (Vigouroux, 1901a: 670).

Melquisedec en los textos veterotestamentarios. Luego de que Abraham vuelve victorioso, tras derrotar a un contingente del ejercito de Codorlaomor que había saqueado Sodoma y llevado a la esclavitud a su sobrino Lot, a quien libera, la figura de Melquisedec se nos presenta en Génesis 14, 18-20 en los siguientes términos:


                                 18      Pero Melquisedec, rey de Salen, pre-
                                 sentando pan y vino, pues era sacerdote del
                                 Dios altísimo, 19) le dio su bendición, dicien-
                                 do: ¡Oh Abram!, bendito eres del Dios excelso
                                 que crió el cielo y la tierra: 20) y bendito sea
                                 el excelso Dios, por cuya protección han caído
                                 en tus manos los enemigos, Y diole Abram el
                                 diezmo de todo lo que traía.

La otra mención de Melquisedec se halla en Salmo 109 (110), en una referencia que debería entenderse en relación a la pugna entre el rey y el sumo sacerdote para regir la liturgia del Templo.

El salmo recuerda que la capacidad para el sacerdocio se otorgaba al rey en Jerusalén desde tiempos antiguos, mucho antes del nacimiento de Leví [tribu a la que pertenecía Moisés y su hermano Aarón, a cuyos descendientes (de Aarón) quedaba reservado el sacerdocio (Asimov, 1988: 123)] por lo que si en virtud de su cargo se consideraba al rey como heredero de la dignidad sacerdotal, era sacerdote “según el orden de Melquisedec” (Asimov, 1988: 457).

Este texto se ha entendido como profecía de la abrogación del sacerdocio de Aarón, y su reemplazo por el sacerdocio de Jesucristo (Vigouroux, 1901b: 447):

                                   4  Juro el Señor, y no se arrepentirá, y dijo: Tú
                                  eres sacerdote sempiterno, según el orden de
                                  Melquisedec.
[Salmo 109 (110): 4]

Abraham y Melquisedec
Juan Antonio de Frías y Escalante (s. XVII)
Actualmente en el convento de los Agustinos Recoletos en Marcilla (Navarra)
http://agustinosrecoletos.org/noticia.php?idioma=1&id_noticia=12362&id_seccion=5&idioma=1
Ultima visita: 28/03/2011

Melquisedec como tipo de Cristo en el Nuevo Testamento. Según Parsch, Melquisedec es de modo especial, el tipo de Cristo [quien se aplico a Si el Salmo 109 (110) de David, tal como se lee en Mateo 22, 44] (Parsch, 1936: 120) tal como lo explica  San Pablo en Carta a los Hebreos, al realzar la dignidad del sacerdocio de Jesucristo sobre el de Aarón, en donde se advierte que Melquisedec ha dado su nombre al sacerdocio de la ley nueva (Vigouroux, 1901: 670).

Cristo es “sacerdote según el orden de Melquisedec” [Salmo 109 (110)], es decir, explica Parsch, no según el orden de los sacerdotes judíos, que ofrecían sacrificios cruentos, sino según el de Melquisedec, cuya oblación era pan y vino (Parsch, 1936:120):

Hebreos 5, 5-6:

5 Así también Cristo no se arrogó la gloria de hacerse pontífice, sino que se la dio el que le dijo: eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy.  6) Al modo que también en otro lugar dice: Tú eres sacerdote eternamente, según el orden de Melquisedec.

Hebreos 6, 20:

20)  donde entró Jesús por nosotros el primero como nuestro precursor, constituido pontífice por toda la eternidad, según el orden de Melquisedec.

El sacrificio de Abraham y Melquisedec
Cripta de la Catedral de Santa Maria  en Agnani – Italia (s. XIII)
http://alberkrip.wordpress.com/page/24/?pages-list
Ultima visita: 23/04/2011

Hebreos 7, 1-22:

1 En efecto, este Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo, es el que salió al encuentro de Abraham cuando volvía victorioso de la derrota de los cuatro reyes, y el que le bendijo, 2) a quien asimismo dio Abraham el diezmo de todos los despojos, cuyo nombre, en primer lugar, significa rey de justicia; además de eso era rey de Salem, que quiere decir rey de paz; 3) representado sin padre, sin madre, sin genealogía, sin ser conocido el principio de sus días, ni el fin de su vida, sino que siendo por todo esto imagen del Hijo de Dios, queda sacerdote eternamente.

4 Contemplad ahora cuán grande sea este, a quien el mismo patriarca Abraham dio los diezmos de los mejores despojos. 5) Aquellos de la tribu de Leví que son elevados al sacerdocio, tienen por la Ley orden o derecho de cobrar los diezmos del pueblo, esto es, de sus hermanos, aunque también éstos mismos vengan como ellos de la sangre de Abraham. 6) Pero aquel cuyo linaje no se cuenta entre ellos, recibió los diezmos de Abraham, y dio la bendición al que tenía recibidas las promesas. 7) Y no cabe duda alguna en que quien es menor, recibe la bendición del mayor. 8) No menos cierto es que aquí, entre los levitas, los que cobran los diezmos son hombres que mueren, cuando allá se asegura o representa como que vive aún. 9) Y (por decirlo así) aun Leví, que recibe los diezmos de nosotros, pagó diezmos en la persona de Abraham, 10) pues que todavía estaba en Abraham, su abuelo, como la planta se contiene en la simiente, cuando Melquisedec vino al encuentro de este patriarca.


El sacrificio de Melquisedec
Giovanni Battista Tiepolo (s. XVIII)
Actualmente en el Museo Nacional de Bellas Artes de la República Argentina
http://www.mnba.org.ar/obras_autor.php?autor=349&obra=98&opcion=1
Ultima visita: 23/04/2011

5 Y si la perfección se daba por el sacerdocio levítico (ya que en tiempo del mismo recibió el pueblo la Ley), ¿qué necesidad hubo después de que se levantase otro sacerdote nombrado según el orden de Melquisedec, y no según el de Aarón? 12) Porque mudado el sacerdocio, es forzoso que también se mude la Ley. 13) Y el hecho es que aquel de quien fueron predichas estas cosas es de una tribu de la cual ninguno sirvió en el altar. 14) Siendo como es notorio que nuestro Señor nació de la tribu de Judá, a la cual jamás atribuyo Moisés el sacerdocio. 15) Y aun esto, se manifiesta mas claro: supuesto que sale a la luz otro sacerdote a semejanza de Melquisedec, 16) establecido, no por ley de sucesión carnal como el de Aarón, sino por el poder de su vida inmortal. 17) Como lo declara la Escritura, diciendo: Tu eres sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec. 18) Queda, pues, mudado el sacerdocio, y, por lo tanto, abrogada la Ley u ordenación antecedente, a causa de su inutilidad e insuficiencia, 19) pues que la Ley no condujo ninguna cosa a perfección, sino que lo que conduce a ella es una esperanza mejor, sustituida en su lugar, por la cual nos acercamos a Dios.

20 Y además, este sacerdote, Jesucristo, no ha sido establecido sin juramento (porque, ciertamente, los otros fueron instituidos sacerdotes sin juramento; 21) mas Éste lo fue con juramento, por aquel que le dijo: Juró el Señor y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote por toda la eternidad), 22) por lo que es mucho mas perfecto el testamento de que Jesús salió fiador.

Melquisedec, los santos paganos del Antiguo Testamento y la afirmación de una tradición primitiva. Explica el P. Ramiro Sáenz, que en la  historia sagrada de los judíos aparecen con frecuencia santos paganos, citando entre ellos a Noé, Job, Lot, la reina de Saba, Naaman y por cierto a Melquisedec[4] (Sáenz, 1993: 86-87)[5].  

Sacrificio de Melchizedek
Detalle del altar mayor neogótico (s. XX)
Parroquia de San Pedro - Sarleinsbach (Alta Austria)
http://de.wikipedia.org/w/index.php?title=Datei:Sarleinsbach_Pfarrkirche_-_Hochaltar_4.jpg&filetimestamp=20110303201038
Ultima visita: 23/04/2011

La idea de una Revelación y Alianzas cósmicas y su relación con la humanidad primitiva anterior a Abraham, marco este en el que localizamos a la figura de Melquisedec, debe examinarse desde la afirmación de una tradición primitiva, dada por la ciencia que el primer hombre recibió de Dios al mismo tiempo que la existencia (por lo que es llamada tradición adámica), y con la que la religión primitiva se confundía, y que transmitida de generación en generación, seria en consecuencia común a las diversas familias humanas y tan vieja como ellas (Maritain, 1943: 14)[6].


4. Bibliografía

Asimov, Isaac  1988:     
Guía de la Biblia. Antiguo Testamento.
Barcelona, ed. Plaza & Janés, trad. cast. de Benito Gomez Ibáñez, 1988.

Azcarate, O.S.B., Andrés  1944:      
Misal diario para América.
Buenos Aires, ed. Litúrgica Argentina, 1944.

Gubianas, O.S.B., Alfonso Mª   1930:     
Nociones Elementales de Liturgia.
Barcelona, ed. Rafael Casulleras, 1930.

Maritain, Jacques  1943:    
Introducción a la filosofía.
Buenos Aires, ed. Club de Lectores, trad. cast. de F. Leandro de Sesma, O. C., 1943.

Parsch, Pío  1936:    
Sigamos la Santa Misa.
Barcelona, ed. Luis Gili, trad. cast. de Antonio Sancho, 1936.

Sáenz, P. Ramiro  1993:    
Un encuentro de dos mundos: El paganismo azteca ante la fe Cristiana.
en Gladius. Año 9 - Nº 26 11 de Abril de 1993. Pascua de Resurrección, pp. 83-119.

Torres Amat, Félix  1992:     
Sagrada Biblia.
Buenos Aires, ed. Cisplatina, 1992.

Vigouroux, F.   1901a:   
Manuel Biblique . Ancient Testament. Tome Premier.
Paris, ed. A. Roger et F. Chernoviz, 1901.

Vigouroux, F.   1901b:   
Manuel Biblique . Ancient Testament. Tome Second.
Paris, ed. A. Roger et F. Chernoviz, 1901.


Melquisedec, Abraham, Moises y Samuel
Detalle de la catedral de Chartres (s. XII)
http://eramodal-mahaos.blogspot.com/2009/12/foto-galeria.html
Ultima visita: 23/04/2011
[1] En este sentido explica el P. Vigouroux, algunos concluyeron que era un ángel, o bien el Mesías, el Hijo de Dios, o el Espíritu Santo, pero estas hipótesis son sin fundamento: ellas contradicen el lenguaje de los Libros Santos, y sus autores han sido mirados por los Padres como heréticos. Otras suposiciones que ven en Melquisedec a Sem o Cham, hijos de Noe, Henoch, Job, etc., tampoco son mas fundadas (Vigouroux, 1901a: 673).

[2] Según Isaac Asimov, Melquisedec es el equivalente cananeo del nombra acadio Sargón (Asimov, 1988: 66).

[3] Sobre Melquisedec, Vigouroux remite a San Jerónimo, Ep. LXXXIII ad Evangelum, t. XXII, col. 678-681; San Epifanio, De hæres., LV, t. XLI, col. 971-987; San Agustín, Quæst. In Gen., 72, t. XXXIV, col. 567; De hæres., 34, t. XLII, col. 31; San Juan Crisóstomo, De Melchisedecho, t. LVI, col, 257-262; San Cirilo de Alejandría, Glaph. In Gen., I. II, nos. 7-11, t. LXIX, col. 98-110; Teodoreto, Hæret. Fab. Compendium, t. LXXXIII, col. 391-394 (Vigouroux, 1901a: 673 nota 2).

[4] El P. Sáenz sigue en esto a Jean Daniélou,  Los santos paganos del Antiguo Testamento, ed. C. Lohlé, Buenos Aires, 1960 (Sáenz, 1993: 87 nota 13).

[5] El P. Sáenz recuerda que en el Nuevo Testamento, se habla de lo que el llama buenos paganos, a los que se denomina “temerosos de Dios” (Hech, 10.2; 13.16; 16.14) o “adoradores de Dios” (Hech. 13.43; 16.14; 17.4; 18.7). Señala en punto a esto como ejemplo, el conocido caso del centurión romano elogiado por Cristo: “ni en Israel he encontrado tanta fe” (Lc. 7.9) (Sáenz, 1993: 91).

[6] Véase en relación a la cuestión el trabajo de Luis M. Seligmann Silva, Tradición de los primitivos y filosofía griega, en Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofía. Mendoza - Argentina, Marzo 30 - Abril 9, 1949, Tomo III, Universidad Nacional de Cuyo, Buenos Aires, 1950, pp. 2041-2049.


[15.05.11]

enero 07, 2018

Hans Grimm, Pueblo sin espacio (1926)

Hans Grimm, Volk ohne Raum, ed. Albert Langen, Munich, 1927, 683 + 673 páginas


Hans Grimm
Volk ohne RaumPueblo sin espacio es una novela del escritor alemán Hans Grimm (1875 -1959) publicada en dos volúmenes en 1926, cuyo titulo programático dio al Nacionalsocialismo uno de sus mas potentes lemas.

El libro se divide en cuatro partes: "Heimat und Enge", "Fremder Raum und Irregang", "Deutscher Raum" y "Das Volk ohne Raum", en las que se sigue la vida de su personaje principal Cornelius Friebott entre 1890 a 1923, y expresa la convicción de su autor de la relación entre los problemas políticos y sociales de Alemania y la falta de espacio para que los individuos y la nación  desarrollen su potencial. 

Considerado un clásico de la literatura sangre y suelo Alfred Rosemberg escribe en El mito del siglo XX (1930) que la obra es uno de los productos del presente alemán  al cual el impulso primigenio (...) otorga (...) una parte de valor eterno:
Las campanas que tañen desde la aldea junto al Weser y acompañan a Cornelius Friebott a través del mundo, son expresión del anhelo por espacio, por tierra de labranza, por el empleo de las fuerzas creadoras innatas. Estas campanas de anhelo de Lippoldsberg tañen también más allá de la muerte del buscador, provocada por la mano de connacionales empujados a sendas erradas, el toque de diana para todos los alemanes en el gran globo terráqueo. Si en cuanto a lo formal-técnico en el Volk ohne Raum puede quizás objetarse algo, si en cuanto al diseño de algunos seres humanos puede quizás en cuanto a la fuerza de la caracterización quedar detrás, por ejemplo, de la “Kristin Lavranstochter” de la noruega Sigrid Undset (cuya creación, p. ej., del Erlend Nilulaussohn es una obra maestra), no obstante ello, le falta a ésta el anhelo primigenio que nos sale al encuentro desde todas las facetas del ser de Grimm. Cuanto más sus personajes hablan sobre fe y teología, tanto más se enfría el lector, porque siente aquí intenciones y tentativas de transmisiones de pensamientos al interior, de figuras que no aparecen en absoluto como portadores de tales sentimientos vitales. 

Alfred Rosenberg, El mito del siglo XX, ed. Odal, Buenos Aires,1976.

Robert S. Wistrich (4 July 2013). Who's Who in Nazi Germany. Routledge. pp. 85–. ISBN 978-1-136-41381-0. 

diciembre 24, 2017

Karl Mannheim, Ensayos sobre sociología y psicología social (1963)

Karl Mannheim, Ensayos sobre sociología y psicología social, ed. Fondo de Cultura Económica, México, 1963, 340 páginas, trad. cast. de Florentino M. Torner
Karl Mannheim
Ensayos sobre sociología y psicología social = Essays on socioloy and social psychology del sociólogo de origen húngaro Karl Mannheim (1893-1947)  reúne un conjunto de textos que se dividen en cuatro partes: 1) El análisis estructural en sociología (19); 2) Sociología Alemana y Sociología Occidental (203); 3) Psicología sociológica (251); y 4) La sociedad planeada y el problema de la personalidad humana: Un análisis sociológico (275).

Notas Los ensayos que me resultaron de particular interés son: 

El pensamiento conservador (84-183) que pertenece  a la serie Ensayos sobre la sociología del conocimiento (18): Alemania experimenta la revolución francesa en el plano filosófico (90); El racionalismo moderno y el nacimiento de la oposición conservadora (96-106):oposición del racionalismo de la ciencia moderna a dos corrientes de pensamiento = 1. la concepción aristotélica del mundo (96) y 2. la filosofía de la naturaleza del renacimiento (pensar mágico y analógico) (96-97); experiencia "abstracta" de las cosas (97); Romanticismo (La "comunidad" se levanta contra la "sociedad". la familia contra el contrato, la certeza intuitiva contra la razón, la experiencia espiritual contra la experiencia material) (100-101); racionalización romántica de las fuerzas irracionales reprimidas (101) = de base natural de la vida social a tarea contenida en un programa (101); aparición de terminología nueva como indicio de la aparición de un nuevo fenómeno social (111); conversión gradual de la lucha religiosa en lucha política (112); modo enteramente distinto del vinculo del propietario a la antigua propiedad respecto de la propiedad actual (117), el feudalismo como amalgama de persona y cosa (118), concepto de Libertad (118) (liberal revolucionario y cualitativo, p.119); rasgos que distinguen el pensamiento del Derecho Natural del siglo XVIII (131) y puntos en que los conservadores atacan el contenido del mismo (131-133); transformación de la sociedad feudal de estados en una sociedad de clases (135); parecido entre la Iglesia católica y el positivismo científico (147); contribución no romántica de Edmund Burke al pensamiento de Adán Müller (150-155); y

La historia del concepto del Estado como organismo (184-202) que cae bajo el método estructural (18): etapas en el desarrollo del pensamiento organicista (185); la realidad social como cosa dada por sabida (188), diferencia entre organismo y mecanismo en Kant (190); penetración de tipo organicista durante la segunda mitad del siglo XIX (198).

Sobre el autor recomiendo el artículo de Alejandro Blanco, Karl Mannheim en la formación de la sociología moderna en América Latina.

diciembre 15, 2017

Gunther Schwab, Baile con el diablo (1961)

Günther Schwab, Baile con el diablo, ed. Planeta, Barcelona, 1961, 424 páginas, trad. cast. de Loly R. de Feigler
Günther Schwab
Baile con el diablo  = Der Tanz mit dem Teufel  del escritor austriaco Günther Schwab (1904-2006) es un libro de divulgación ecológica basada en el mito de Fausto (popularizado por Goethe), en la que: Cuatro jóvenes modernos el periodista estadounidense Bob Harding, el científico alemán Alfred Groot, la doctora francesa Rolande y el poeta sueco Sten Stolpe discuten sobre los problemas vitales que atormentan a la humanidad y: Como no pueden ponerse de acuerdo y no encuentran el camino hacia Dios, deciden entrevistarse con el Diablo. Consciente de su poder inatacable, el diablo hace comparecer a los jefes de su Ministerio de exterminación, los cuales informan mediante palabras, imagenes y sonidos todo lo que provocaron en los últimos años para el aniquilamiento de la humanidad.

El libro es una revista completa y científicamente basada en una enorme cantidad de material justificativo y estremecedor de aquellas potencias aniquiladoras que la misma humanidad se ha atraído con su presunción, avaricia y delirio de grandezas. Cada una consecuentemente desarrollada, conducirá inevitablemente a la autoaniquilación de la humanidad.

La acción dramáticamente formada llega  a la conclusión de que sin la renovación y profundización de los sentimientos religiosos, es decir sin el retorno a las eternas leyes divinas, la supervivencia de la humandad parece imposible.

De particular interés es la referencia a la explosión demográfica la cual señala conducirá, finalmente, al hombre a la ruina: XIX. Diluvio - Informe del diablo de la fertilidad sobre los preparativos de la destrucción de la humanidad por la multiplicación en masa, pp. 399-411.

Schwab fue miembro del Partido Nacionalsocialista  cuya editorial central, la Franz-Eher-Verlag, publicaria en 1939 su  libro Mensch ohne Volk = Hombre sin Pueblo. En 1958 fundaría la  World Union for Protection of Life.

diciembre 01, 2017

Marcel Clément, Una historia de la inteligencia: La sed de la sabiduría (1980)

Marcel Clément, Una historia de la inteligencia: La sed de la sabiduría, ed. Universidad Nacional de Rosario, Rosario, 1980, 264 páginas, trad. cast. de Dora Delfino
Marcel Clément
Una historia de la inteligencia: La sed de la sabiduría = Une histoire de l'intelligence:la soif de la sagesse del filósofo francés Marcel Clément (1921-2005) es el primer tomo de una obra mas extensa que expresa el deseo del autor de "redactar una historia de la inteligencia a lo largo de los siglos" (10) cuyo "hilo conductor " no es "otro que aquel que (...) tendían, por así decirlo, los filósofos mismos, al adoptar el nombre que los designa. Si la filo-sofía es, en todos los casos, el amor de la sabiduría, yo tenía que recuperar la historia de ese amor." (10). Este libro no es sino la historia de "La busqueda de la sabiduría realizada por la inteligencia pagana (...) el primer gran paso del pensamiento humano, balbuciente con los presocraticos y los sofistas, algo mas firme con Sócrates, llegando a establecer un primer balance con Platón y Aristoteles, olvidando luego sus propios descubrimientos a través de las sucesivas decadencias de la Academia, el Liceo, el Pórtico y el Jardín." (10).

Notas "Aristóteles piensa explicitamente que un Dios que se rebajara a ocuparse del  hombre dejaría de ser lo que es desde toda la eternidad. La idea de creación "a partir de la nada" no es siquiera susceptible de ser pensada por él ( ...) La Sabiduría de Dios es verdaderamente locura para los griegos. Y la sabiduría de los griegos, en su expresión más elevada, ignora aún lo que es una persona humana, la igualdad radical de todos los hombres, la gracia indecible de la adopción divina." (249).

Este texto fue publicado originalmente en 1979, en 1987 se publicará un segundo tomo: Une histoire de l'intelligence - La révélation (juive) de la Sagesse, Éditions de l'Escalade, Paris.

noviembre 17, 2017

Raymond Furon, Manuel de préhistoire générale (1939)

Raymond Furon, Manuel de préhistoire générale, ed Payot, París, 1939, 397 páginas + 2 tablas, 8 planchas y 150 mapas y figuras 
Raymond Furon
Manuel de préhistoire générale = Manual de prehistoria general del Licenciado en Ciencias Naturales francés Raymond-Louis-Charles Furon (1898-1986) es un texto universitario que trata las principales cuestiones acerca de la prehistoria, con abundante cantidad de datos arqueológicos. Se divide en cuatro partes: 1) los métodos de la prehistoria (13), la geología del cuaternario (24), la geografía antigua (58) y el origen y antigüedad del hombre (65); 2) el paleolítico (81); 3) el mesolítico y el neolítico (183); 4) los metales (255), que comprende un capitulo (XIII) dedicado a Australia y América (358-374).

Notas las variaciones del clima en tiempos del cuaternario (44), la noción de raza (79-80) donde afirma que esta es una definición zoológica en la que no puede intervenir el elemento psíquico, el Hombre de Piltdown (91-92), la coexistencia entre Homo Sapiens y Néanderthal (93) [sobre estos ver pp. 100-102], arte, culto y magia (131-137), las poblaciones de Europa en el neolítico (197-199) [razones por la que el autor pasa de hablar de raza a pueblos nuevos (199)], sacrificios humanos en las tumbas reales de Ur (246), los grandes mitos calcolíticos (265-272) [aquí se aborda: sus orígenes y su evolución (265-266), el Sol y la Luna [swastica como signo solar, fig. 106] (266-268), el trueno y el hacha (268), los bovinos (268), la gran pareja pre-Aria, la Gran Diosa y la Virgen-Madre [las Vírgenes negras como supervivencias (272)] (268-272), el ziqqourat de Ur (278), persistencia del politeísmo y aparición de un dios mas importante  [Assur en Asiria - Marduk en Babilonia] como primer tendencia al monotelismo (329), ferocidad de Javeh (331), cambios de clima en  época histórica (340-341), sacrificios humanos entre los Druidas (352), los orígenes del hombre en América (364-366) [Atlantes (364)], Florentino Ameghino (371).

noviembre 03, 2017

Benito Mussolini, Memorias (Notas del cautiverio) (1955)

Benito Mussolini, Memorias (Notas del cautiverio), ed. DP, Buenos Aires, 1955, 156 páginas
Benito Mussolini
Memorias (Notas del cautiverio) del político italiano Benito Mussolini (1883-1945) es un libro que reúne un conjunto de documentos particularmente reveladores sobre la vida política de su autor, cuya recopilación, notas y prologo llevan la firma del periodista Giuliano Sforza. El libro se divide en cinco capítulos: 1) Diario de la caída y el cautiverio (23-62); 2) Mussolini frente al comunismo (63-89); 3) Mussolini y su política (91-120); 4) Sus opiniones frente a la crisis (121-136); 5) Un programa de postguerra (137-152).

Notas Sforza cuenta que en ocasión de una conversación tenida con Mussolini en 1933 le preguntó: por su opinión sobre el futuro de la llamada revolución socialista en Rusia. El Duce, acodado sobre su monumental escritorio me respondió: "En definitiva no hay tal revolución Rusa; el fenómeno sovietico empalma con la tradición eslavófila del poder absoluto, lo demás es cuestón formal de nomenclaturas. Una verdadera revolución -finalizó solemnemente- debe tener sentido de eternidad". (12).