abril 09, 2017

Métodos de Crucifixión Romana revelan la Historia de la Crucifixión


"Fijado juntos por un gran clavo de hierro, los huesos del talón de un hombre joven, 24-28 años, descubierto en una tumba cerca de Jerusalén, presentan evidencia dramática y que desgarra el corazón de la crucifixión". - Fuente: Vassilios Tzaferis “Crucifixion—The Archaeological Evidence,” BAR 11:01). Foto:© Erich Lessing

¿Qué sabemos sobre la historia de la crucifixión? En el siguiente artículo, "Un nuevo análisis del Hombre Crucificado" [= New Analysis of the Crucified Man], Hershel Shanks mira la evidencia de los métodos de crucifixión romana que analiza desde los restos hallados en Jerusalén de un joven hombre crucificado en primer siglo A.D. Los restos incluyen un hueso del talón perforado por un clavo grande, dando a arqueólogos, osteólogos y antropólogos evidencia de la crucifixión en la antigüedad.

¿Qué nos dicen estos huesos acerca de la historia de la crucifixión? El excavador del hombre crucificado, Vassilios Tzaferis, ha seguido el análisis de Nico Haas de la Hebrew University-Hadassah Medical School  en Jerusalén que sugiere los métodos de crucifixión romana: una posición contorsionada: brazos clavados en la viga transversal; piernas dobladas, retorcidas hacia un lado, y mantenido en su lugar por un solo clavo que pasó a través de una placa de madera, a través tanto de los huesos del talón izquierdo y derecho, y luego dentro del montante vertical de la cruz.

La Crucifixión en la antigüedad era una horrible ejecución, no era realmente entendida hasta el descubrimiento del esqueleto en la década de 1980 que le dio una nueva visión de la historia de la crucifixión. Foto: Cortesía Israel Exploration Journal, vol. 35, N º 1 (1985)

Sin embargo, cuando José Zias y Eliezer Sekeles reexaminados los restos, mirando por evidencia de los métodos de crucifixión romana, ellos no encontraron ninguna evidencia de que los clavos hubieran penetrado en los brazos de la víctima; por otra parte, el clavo en el pie no era suficientemente largo para haber penetrado en la placa, los dos pies, y la cruz. Y, de hecho, lo que previamente  se pensó serian fragmentos de dos huesos del talón a través del cual el clavo pasó, mostró ser fragmentos de un solo hueso del talón y un hueso largo. Sobre la base de esta evidencia, Zias y Sekeles sugieren las piernas del hombre a horcajadas sobre la cruz y que sus brazos estaban atados a la viga transversal con cuerdas, significando el método de crucifixión en la antigüedad.

Las fuentes literarias que dan idea de la historia de la crucifixión indican que en los métodos de crucifixión Romanos la persona condenada  tenían que llevar al lugar de la ejecución sólo el travesaño. La madera era escasa y el poste vertical se mantenía estacionario y usado repetidamente. A continuación, en "New Analysis of the Crucified Man" [="Nuevo análisis del Hombre Crucificado"], Hershel Shanks concluye que la crucifixión en la antigüedad implicaba la muerte por asfixia, no la muerte por perforación de clavos.

Rincón de Scholars: Nuevo análisis del Hombre Crucificado

Por Hershel Shanks
Dibujo de la posición de crucifixión contorsionada propuesto por Vassilios Tzaferis, basado en el análisis de Nico Haas, que desde entonces ha sido impugnada por Joseph Zias y Eliezer Sekeles. Para la leyenda completa, ver el dibujo de Israel Exploration Journal 35:1. Foto: Cortesia Israel Exploration Journal, Vol. 20, No. 1–2 (1970)

En nuestra edición de enero / febrero de 1985, publicamos un artículo acerca de los únicos restos de un hombre crucificado en ser recuperados de la antigüedad (“Crucifixion—The Archaeological Evidence,” BAR 11:01). Vassilios Tzaferis, el autor del artículo y el excavador del hombre crucificado, basó mucho de su análisis de la posición de la víctima en la cruz y otros aspectos del método de crucifixión en el trabajo de un equipo médico de la Hebrew University-Hadassah Medical School encabezada por Nico Haas, que había analizado los huesos del hombre crucificado. En un reciente artículo publicado en el Israel Exploration Journal, sin embargo, Joseph Zias, antropólogo del Israel Department of Antiquities, y Eliezer Sekeles del Hebrew University-Hadassah Medical School en Jerusalén cuestionó muchas de las conclusiones de Haas concernientes a los huesos de el hombre crucificado (a). Las preguntas que elevan Zias y Sekeles afectan muchas de las conclusiones acerca de la posición del hombre durante la crucifixión.

De acuerdo con Haas, el clavo en el hombre crucificado penetró tanto sus huesos del talón  derecho e izquierdo, perforando el hueso del talón derecho (calcáneo) primero, y luego el izquierda. Haas encontró un fragmento de hueso adjunto al talón derecho que él pensaba que era parte del hueso del talón izquierdo (sustentaculum tali). Si el análisis de Haas es correcto, los dos huesos del talón deben haber sido penetrados por el mismo clavo, y las piernas de la víctima deben haber estado en una posición cerrada en la cruz.

Pero de acuerdo con el nuevo análisis de los huesos que se acaba de publicar en el Israel Exploration Journal, el fragmento de hueso que Haas identificó como parte del hueso del talón izquierdo fue incorrectamente  identificado. "La forma y la estructura de este fragmento de hueso es de un hueso largo; no puede, por tanto ser del (hueso del talón) izquierdo", dicen los más recientes investigadores. Sus conclusiones son confirmadas por los rayos X, que revelan la densidad variable, estructura y dirección de los huesos.

Haas también asumió erróneamente que el clavo es de siete pulgadas (17-18 cm) de largo. De hecho, la longitud total del clavo desde la cabeza hasta la punta es sólo de 4,5 pulgadas (11,5 cm). Una placa de madera de menos de una pulgada de grosor (2 cm) había sido perforada por el clavo antes de que pasara a través del hueso del talón derecho. Después de salir del hueso, el clavo penetró la propia cruz y luego se inclinó, probablemente debido a que golpeó a un nudo. Como los nuevos investigadores observan, dada la longitud del clavo, "Simplemente no había suficiente espacio para que los dos huesos del talón y una placa de madera de dos centímetros hayan sido perforados por el clavo y fijados en el eje vertical de la cruz. ... El clavo fue suficiente para fijar solo un hueso del talón a la cruz ".

En breves, sólo el hueso del talón derecho fue  penetrado -lateralmente o hacia un lado- por el clavo. De acuerdo con ello, la posición de la víctima en la cruz debe haber sido diferente de la retratada por Haas.

Los nuevos investigadores también dsiputan la conclusión de Haas que un rasguño en el hueso del antebrazo derecho (radius) de la víctima, justo por encima de la muñeca, representa la penetración de un clavo entre los dos huesos del antebrazo. De acuerdo a Zias y Sekeles, los rasguños y hendiduras se encuentran comúnmente en el antiguo material esquelético, incluyendo en el hueso de la pierna derecha (fibula) de este hombre. Tales arañazos y hendiduras no tienen nada que ver con la crucifixión.

Entonces, ¿cómo fue el hombre crucificado adjunto a la cruz?

Como los nuevos investigadores observan:
"Las fuentes literarias para el periodo romano contienen numerosas descripciones de crucifixión, pero pocos detalles exactos de cómo el condenado era fijado a la cruz. Infortunadamente, la evidencia física directa aquí también se limita a un calcaneum derecho (hueso del talón) atravesado por un clavo de hierro de 11,5 cm con trazas de madera en ambos extremos".
De acuerdo con las fuentes literarias, los condenados a la crucifixión nunca llevaron la cruz completa, a pesar de la creencia común de lo contrario y a pesar de las muchas recreaciones modernas de Jesús camino al Gólgota. En cambio, sólo el travesaño fue llevado, mientras que el vertical se encuentra en un lugar permanente donde era usado para las subsecuentes ejecuciones. Como notó el historiador judío del primer siglo Josefo, la madera era tan escasa en Jerusalén durante la primer centuria A.D. que los Romanos se vieron forzados a viajar diez millas desde Jerusalén para asegurar la madera para sus máquinas de asedio.

De acuerdo con Zias y Sekeles:
"Uno puede asumir razonablemente que la escasez de madera puede haber sido expresada en la economía de la crucifixión en que el travesaño, así como los verticales serian usados repetidamente. Por lo tanto, la ausencia de una lesión traumática en el antebrazo y metacarpianos de la mano parece sugerir que los brazos del condenado estaban atados más bien que clavados en la cruz. Hay una amplia evidencia literaria y artística para el uso de cuerdas más bien que clavos para asegurar el condenado a la cruz".
De acuerdo con Zias y Sekeles, las piernas de la víctima [estaban] a horcajadas sobre el eje vertical de la cruz, con una pierna a cada lado, con los clavos penetrando los huesos del talón. La placa o plancha debajo de la cabeza del clavo, ellos dicen, tenía la intención de asegurar el clavo y prevenir que el hombre condenado tire los pies libres [from pulling his feet free].

Como Haas sugiere correctamente, el clavo probablemente golpeó un nudo que inclinó el clavo. Sin embargo, como Zias y Sekeles reconstruyen la remoción del muerto de la cruz:
"Una vez que el cuerpo fue bajado de la cruz, aunque con alguna dificultad en la remoción de la pierna derecha, la familia del hombre condenado que ahora encuentra imposible remover el clavo doblado sin destruir completamente el hueso del talón. Esta reluctancia a infligir un mayor daño al talón llevó [a su entierro con el clavo todavía en su hueso, y esto a su vez condujo] al eventual descubrimiento de la crucifixión ".
Ya sea que los brazos de la víctima estuvieran atados, en lugar de clavados a la cruz es irrelevante para la manera de su muerte. Como Zias y Sekeles señalan:
"La muerte por crucifixión era el resultado de la manera en que el hombre condenado era colgado de la cruz y no de la lesión traumática causada por clavarlo. Colgarlo de la cruz resultó en un doloroso proceso de asfixia, en la que los dos grupos de músculos utilizados en la respiración, los  músculos intercostales [pecho] y el diafragma, se debilitó progresivamente. Con el tiempo, el hombre condenado expiró, debido a la inhabilidad de continuar respirando adecuadamente."
Notas

(a). “The Crucified Man from Giv‘at ha-Mivtar: A Reappraisal,” Israel Exploration Journal Vol. 35, No. 1 (1985), pp. 22–27.

Zias y Sekeles también señalan una serie de otros errores en el informe de Haas: 

1. Las piernas de la víctima no se rompieron como un último golpe de gracia. La ruptura por lo identificado por Haas fue postmortem. 

2. La víctima no tenía un paladar hendido. El canino superior derecho no se había perdido, a pesar de el informe de Haas en contrario. 

3. La madera de la que se tomó la placa debajo de la cabeza del clavo era de madera de olivo, no acacia o pistacia, como Hans sugirió. 

4. Los fragmentos de madera fijadas al extremo del clavo eran demasiado disminutos para ser analizar. Haas sugiere el eje vertical de la cruz era de madera de olivo. Esto es posible, pero poco probable.

New Analysis of the Crucified Man” por Hershel Shanks primera aparición en Biblical Archaeology Review, Nov/Dec 1985, 20-21.

Permalink:http://www.biblicalarchaeology.org/daily/biblical-topics/crucifixion/roman-crucifixion-methods-reveal-the-history-of-crucifixion/

Nota: Traducción castellana de Andrés Salvador (sujeta a revisión). Las notas entre corchetes y los subrayados son del traductor.

Fuente: Roman Crucifixion Methods Reveal the History of Crucifixion / Biblical Archaeology Society Staff, Crucifixion in Antiquity, 07/17/2011 / Hershel Shanks, Scholars’ Corner: New Analysis of the Crucified Man [04/2014]

marzo 28, 2017

Exploración innovadora revela evidencia de sacrificio humano ritual... en Salford

Texto original Charlotte Cox - Groundbreaking scan reveals evidence of ritual human sacrifice...in Salford - Manchester Evening News, May 16, 2014 - Trad. cast. de Andrés Salvador
Exploración innovadora revela evidencia de sacrificio humano ritual... 
en Salford

El escaneado 3D en el  Manchester X-Ray Imaging Facility reveló un objeto afilado y puntiagudo escondido en lo profundo de cuello del Hombre de Worsley

Por Charlotte Cox

El Hombre de Worsley - cuya cabeza fue encontrada en una turbera de Salford en 1958

Los científicos y arqueólogos de la University of Manchester han descubierto evidencia de que nuestros antepasados ​​llevaron a cabo sacrificios humanos rituales... en Salford. 

El descubrimiento, capturado en cámara para un próximo documental del Channel 5, fue hecho durante una tomografía computarizada de vanguardia de los restos de 1900 años de edad del 'Hombre de Worsley' - cuya cabeza fue encontrada en una turbera de Salford en 1958.

El Hombre de Worsley fué encontrada en una turbera de Salford en 1958

El Hombre de Worsley, ahora se conserva en el Museo de Manchester, pero se piensa que vivió alrededor del 100 dC cuando los romanos ocuparon Gran Bretaña, ha sido sometido a rayos X antes - pero nunca con un escáner tan avanzado. 

El escaneado 3D en el Manchester X-Ray Imaging Facility reveló un objeto afilado y puntiagudo escondido en lo profundo de cuello del Hombre de Worsley.

Según el arqueólogo Dr. Melanie Giles, de la University of Manchester, este objeto parece ser una punta de lanza ceremonial que se quebró cuando se empujo en él.

El análisis forense reveló que la víctima Edad de Hierro fué también aplastado en la cabeza con una pesada hoja, agarrotado y decapitado - en un horripilante ataque de grupo

El escaneado 3D en el Manchester X-Ray Imaging Facility  reveló un objeto afilado y puntiagudo escondido en lo profundo de cuello del Hombre de Worsley

Dr. Giles dijo: "Esto revela una lesión completamente nueva que no ha visto la luz del día durante casi dos mil años. El verlo en una pantalla de ordenador no es menos emocionante que encontrarlo en el suelo y  descubrirlo con tu paleta. Es una forma moderna de hacer descubrimientos y eso es innovador y muy excitante."

Es remarcable, que este vicioso asesinato en un pantano no parece ser un hecho aislado. 



El Hombre de Worsley es uno de la decena de cuerpos de la Edad de Hierro desenterrados en turberas en todo el norte de Europa que muestran signos de muerte violenta. Muchas de estas víctimas de la edad de hierro han sido increíblemente bien preservados por el pantano

Frio, condiciones sin aire previenen que los microorganismos se alimenten de la carne de la destrucción de los tejidos blandos, mientras que el ácido dentro de la ciénaga curte [tans] con eficacia convirtiendo la carne  de los cuerpos en cuero [tans the flesh turning bodies to leather].


El documental de Channel 5 Asesinado: Los cuerpos en el Pantano sigue al Dr Melanie Giles mientras investiga al Hombre de Worsley y el resto de estos bizarros restos humanos en un intento de entender por qué fueron violentamente asesinados y arrojados en los pantanos. 

Asesinado: Los cuerpos en el Pantano se transmitirán por el Channel 5 a las 7 pm el viernes 23 de mayo. 

Dirigida por Lucas McLaughlin, el documental es una coproducción con el Grupo M.

Nota: Traducción castellana de Andrés Salvador (sujeta a revisión). Las notas entre corchetes y los subrayados son del traductor.

Fuente: Charlotte Cox - Groundbreaking scan reveals evidence of ritual human sacrifice...in Salford - Manchester Evening News, May 16, 2014 - Trad. cast. de Andrés Salvador

marzo 15, 2017

Qué significan los úteros artificiales para las mujeres?

Texto original Soraya Chemaly, What Do Artificial Wombs Mean for Women?, rewire.news, Feb 23, 2012 - Trad. cast. de Andrés Salvador
Qué significan los úteros artificiales para las mujeres?


Podrías elegir la gestación externa si pudieras? Qué significan los úteros artificiales para los derechos reproductivos - incluyendo el aborto, la igualdad y el papel de las mujeres en la sociedad? Las consecuencias morales, éticas, jurídicas y sociales son profundas y no estamos preparados para ellas.


Qué sucede cuando la mujer, como el hombre, pueden ser padres sin tener niños? Una forma de gestación se convierte en un símbolo de estatus? Otro un estigma? Quién decide qué ambiente de gestación es saludable o más económico? Tú? Su compañero de gametos? Su sacerdote? Su empleador? Su compañía de seguros? Si pensamos que tenemos un debate complicado ahora, solo espere. La actual Guerra contra las Mujeres se desvanece en comparación con el impacto potencial que la ectogénesis, una tecnología en la cual un feto humano se gesta completamente fuera del cuerpo de una madre, tendrá. Es, en su manifestación ultima, cualitativamente diferente del control de la natalidad u otras tecnologías de reproducción asistida. Este cambio tiene el poder de alterar, en formas sin precedentes, los intereses, derechos y responsabilidades de mujeres, hombres y el Estado.

J.B.S. Haldane, un científico Británico, que predijo que en 2074 los nacimientos humanos vivos representarían menos del 30 por ciento de todos los nacimientos, fue el primero que acuñó el término ectogénesis en 1924. Su predicción era ambiciosa, pero no realista. A pesar de los horrores de ciencia ficción evocados por los "úteros artificiales," esto no es materia de distopias oscuras. Es una tecnología para salvar vidas, parcialmente realizada. Desde los 1920s, los investigadores han visto el desarrollo de úteros artificiales como un objetivo final de las tecnologías de reproducción asistida. La investigación se enfocó varias veces en ayudar a los bebés prematuros a sobrevivir para encontrar sustitutos de los cuerpos de mujeres como máquinas para bebés. En los últimos 30 años, nuestras tecnologías reproductivas han logrado lo que previamente se habría considerado milagroso. Los úteros artificiales, una forma de soporte vital, son la conclusión lógica de esos esfuerzos.

Investigación actual

Hay dos esfuerzos comúnmente citados en progreso. Enfocado en encontrar maneras de salvar bebés prematuros, el profesor Japonés Dr. Yoshinori Kuwabara de la Juntendo University, ha gestado con éxito embriones de cabra en una máquina que contiene líquido amniótico en tanques. En el otro extremo del proceso enfocado en ayudar a las mujeres incapaces de concebir y gestar bebés, la Dra. Helen Hung-Ching Liu, Directora del Reproductive Endocrine Laboratory del Center for Reproductive Medicine and Infertility de la Cornell University. Tranquilamente, en 2003, ella y su equipo tuvieron éxito en desarrollar un embrión de ratón, casi a término completo, mediante la adición de tejido de endometrio de ingeniería a un "andamio" extra-uterino de bio-ingeniería. Más recientemente dejó crecer [=grew] un embrión humano, por diez días en un útero artificial. Su trabajo está limitado por la legislación que impone un límite de 14 días a proyectos de investigación de esta naturaleza. Por complicado que sea, su objetivo es un útero externo funcionante.

Las predicciones para la plena realización de lo que los académicos Scott Gelfand y John Shook llaman "inmaculada gestación"* oscilan entre 10 y 60 años. Sin embargo, ya es parcialmente posible y enteramente dentro del espectro de prácticas aceptables. Incluso si los científicos necesitan varias décadas, los avances médicos estan estrechando constantemente la brecha entre la concepción in vitro y la viabilidad fetal fuera del útero. Cuando la brecha se cierre entonce los bebés, sin ombligo, ya no tendrán que ser "nacidos" a través de mujeres.

Es una adaptación humana ventajosa?

Beneficios médicos

Los beneficios médicos parecen más claros – la tecnología ayudará a las parejas infértiles, permitirá a los bebés prematuros sobrevivir, creará una alternativa a la subrogancia cuando sea necesaria, y ayudará a las mujeres incapaces de llevar a sus propios bebés. La ectogénesis puede proveer ambientes gestacionales seguros y sanos – libres de drogas y alcohol. Le dará a las parejas gay nuevas opciones de fertilidad. Otros beneficios postulados por los defensores de la tecnología van desde niños mejor adaptados, liberados de las madres que están excesivamente invertidas en ellas, hasta, aunque moralmente repugnante, el suministro constante de "piezas de repuesto" que podrían ser cosechadas de embriones "embotellados".

Consecuencias sociales

Las consecuencias morales, éticas, jurídicas y sociales son profundas y no estamos preparados para ellas. Definiciones y distinciones, los significados de palabras como "vida," "humano," "embrión," "natural," e incluso "madre," en que históricamente hemos confiado para tomar decisiones éticas, se están disolviendo más rápido de lo que nos estamos adaptando. Qué sucede cuando tanto hombres y mujeres contribuyen igualmente – proporcionando sólo gametos – a la reproducción? Las mujeres tienen que llevar bebés humanos? Y si ellas no quieren? Quien decide? Qué significa separar el "nacimiento" humano del cuerpo humano? Esta conexión, entre mujeres y bebés, es una de las únicas fuentes de poder que las mujeres tienen en algunas sociedades.

Aborto, Derechos reproductivos e Igualdad

En términos inmediatos, los fundamentos sobre los cuales se basa el derecho de elección de una mujer en Roe v. Wade, es decir la cuestión de la viabilidad fetal y el derecho a la privacidad (el derecho a no quedar embarazada), quedarán virtualmente sin sentido. Primero, una vez que un feto puede ser segura y enteramente gestado fuera de un útero biológico, puede ser removido de su madre. Segundo, la ectogénesis significa que la viabilidad comienza con la concepción. Ambas consecuencias alteran radicalmente los términos del debate a favor de la elección, tal como actualmente está enmarcado y entendido. La tensión inherente en el debate actual, entre los derechos de la mujer y el interés del estado en el feto, desaparece cuando la mujer y el feto pueden ser segura e inmediatamente hechos independientes unos de otros. Las opciones reproductivas de hombres y mujeres se hacen iguales y las mujeres pierden la primacía ahora conferida sobre ellas como resultado de la gestación. Los estados podrían requerir a las mujeres que extraigan sus fetos como alternativa al aborto, con graves impactos negativos a largo plazo. Los derechos reproductivos y las cuestiones de justicia social tomarán una dimensión aún más surreal.

Las feministas, no es sorprendente, han considerado extensamente lo que la ectogénesis podría significar para los derechos de las mujeres, la estructura de la familia, clase, y sociedad. Los activistas anti-elección de derecha, aunque quizá inicialmente encantados de tener una alternativa al aborto, tendrán que contender con una redefinición radical de "maternidad" y las relaciones sociales jerárquicas y de género para las que es un antecedente. No hay garantía de que estos cambios sean buenos para las mujeres que actualmente luchan por defender libertades reproductivas. La crítica feminista varía de un extremo a otro en términos de si la ectogénesis liberará u oprimirá aun más a la mujer.

En su trabajo seminal, The Dialectic of Sex, escrito en 1970, Shulamith Firestone argumentó que la desigualdad entre géneros y el virtual encarcelamiento de las mujeres en el hogar, era el resultado directo de las diferencias reproductivas biológicas y las inversiones correlacionadas de las mujeres en la maternidad. Para ella, la ectogénesis, acompañada de cambios sociales revolucionarios, era la forma de liberar a las mujeres de la tiranía de su propia biología puesta al servicio de estructuras patriarcales, incluida la familia tradicional. Señaló que, hasta el momento, estos cambios técnicos y sociales han sido impedidos por la dominación de la medicina por hombres, que no tienen interés en alterar el status quo tradicional.

Este mismo status quo ha demostrado el grado al que está dispuesta a ver a las madres como máquinas madre de carne y sangre **. El libro de Ann Oakley The Captured Womb: A History of the Medical Care of Pregnant Women [=El útero capturado: Una historia de la atención médica de las mujeres embarazadas] ilustra cómo la ectogénesis sería parte de un proceso de larga data por el cual virtualmente todas las culturas médicas masculinas y a menudo misóginas han tomado el control del nacimiento y el útero de las mujeres en nombre de la ciencia. En este marco, la ectogénesis potencialmente exagerará inequidades y sesgos preexistentes. En esta ecuación las mujeres no son liberadas, son aun más subyugadas y alienadas de sus propios cuerpos y habilidades. Este escenario de The Handmaiden's Tale [=El cuento de la criada (Wiipedia)] es bastante creíble si prestas alguna atención a, por ejemplo, la agenda antediluviana de derechos reproductivos de Rick Santorum y el número de personas dispuestas a votar por él.

Feministas y activistas prominentes, incluyendo a Andrea Dworkin y Janice Raymond, han concluido que no sólo las mujeres podrían ser aun más marginadas y oprimidas por esta eventualidad, sino que se volverán obsoletas.

La fertilidad y la capacidad de ser el motor reproductivo de la especie, son virtualmente los únicos recursos que las mujeres controlan colectivamente, argumentan. Y, aunque las mujeres tienen otro "valor" en una sociedad patriarcal–la educación de los hijos, por ejemplo–la gestación sigue siendo, en todo el mundo, la más importante. Incluso en las culturas más femenino-denigrantes  las mujeres son valoradas, aunque sólo sea, por su parto [=childbearing]. Si usted quita eso, entonces qué? Esta tecnología se convierte en otra forma de violencia.

Otros análisis feministas tienen en cuenta las implicaciones de clase y raza de la adopción entusiasta de tecnologías de reproducción asistida por los ricos. Algunas, eco-feministas, relacionan la eventualidad de correlacionar una campaña general contra la naturaleza. La ectogénesis también abre la posibilidad real de que los hombres se conviertan en madres y cuidadores primarios.***

Quién controla la ectogénesis y cómo se utiliza es la clave para saber si es o no una herramienta de liberación u opresión para la mujer. Los hombres gobiernan, literalmente, y hasta que tengamos un liderazgo representativo de género más balanceado  en todos los sectores de la sociedad, eso tiene consecuencias predecibles. Las mujeres son superadas en número como investigadores y científicos en el campo de la tecnología reproductiva, como comentaristas de medios  y expertos formadores de opinión, como líderes clericales y religiosos, y como hacedores políticos y reguladores gubernamentales. En este contexto, como en la actual debacle anticoncepción/iglesia Católica, es muy improbable que resulten agendas reproductivas centradas en la mujer, especialmente aquellas que tengan en cuenta las necesidades y la salud de mujeres pobres y mujeres de color.

Bioética y Regulación

Los científicos son los primeros en admitir la complejidad de la gestación. Ellos no comprenden las sutiles interacciones – desde la naturaleza del vínculo madre-hijo hasta el balance necesario e ideal de temperatura, sonidos, fluidos y hormonas entre los cuerpos de las mujeres y los cuerpos y desarrollo de los fetos. Como con todas las nuevas tecnologías, particularmente las biotecnológicas como la in vitro y clonación, los bioeticistas están pensando sobre las implicaciones sociales, legales y éticas. Pero, comparado con otros países desarrollados, Estados Unidos tiene muy poca regulación con respecto a la tecnología de reproducción asistida. Y, aunque muchas personas en el Congreso están ansiosos por hablar sobre el estatus moral de los embriones y la definición de personalidad, actualmente no hay virtualmente regulaciones federales o estatales con respecto al impacto de cómo usamos gametos, embriones y úteros artificiales para definir esos términos. Una búsqueda rápida en el sitio web del Presidential Council on Bioethics [=Consejo Presidencial sobre Bioética] para "útero artificial," "ectogénesis," "gestación," produjo sólo un resultado sobre ciencia moral no-específica-a-la-reproducción de limitar la investigación de sujetos humanos. La Presidential Commission on Regulation of New Biotechnologies [=Comisión Presidencial de Regulación de Nuevas Biotecnologías] de 2004 estaba preocupada con la comercialización de donaciones de óvulos y esperma, cobertura de seguros, verdad en publicidad y patentes. El NIH [National Institutes of Health = Institutos Nacionales de la Salud] está principalmente en el negocio de monitoreo  de la investigación con células madre. La FDA [Food and Drug Administration = Administración de Drogas y Alimentos] con las sustancias reguladas utilizadas en IVF [In vitro fertilisation = fertilización in vitro].

Cualquier acercamiento integrado y comprensivo pragmático y/o filosófico son pesadillas políticas en este país. Sin embargo, ya no en otros. Gran Bretaña, por ejemplo, estableció una Human Fertilization and Embryology Authority [=Autoridad de Fecundación y Embriología Humana] (HFEA) en 1990. HFEA tiene autoridad, independiente de las instalaciones de salud e investigación y del gobierno, para regular los servicios y productos de reproducción asistida.

Las decisiones acerca de las tecnologías reproductivas a menudo no son hechas por médicos y personas en ausencia de un marco de justicia social. Las personas progresistas, interesadas en la igualdad y la justicia social, necesitan prepararse para la rapidez con que la tecnología cambiará los derechos y responsabilidades reproductivos. El verdadero futuro distópico es uno en el que miramos hacia atrás con nostalgia en el breve período durante el cual Roe vs. Wade tuvo su frágil relevancia e impacto como un punto álgido en la libertad reproductiva de las mujeres. Puede parecer alarmista, pero realmente, tenemos tiempo para considerar las ramificaciones éticas, morales y sociales de esta tecnología y enmarcar los argumentos del futuro antes de que otros lo hagan por nosotros. Tenemos algún tiempo, pero no mucho.

Fuentes y lectura adicional

* Scott Gelfand and Shook, John R., eds., Ectogeneis: Artificial Womb Technology and The Future of Human Reproduction, Editions Rodopi, B.V., 2006

** Gena Corea, The Mother Machine: Reproductive Technologies From Artificial Insemination To Artificial Wombs, Harper Collins, 1985

***Maureen Sander-Staudt, Of Machine Born?, Ectogeneis: Artificial Womb Technology and The Future of Human Reproduction,Editions Rodopi, B.V., 2006

Richard T. Hull, Ethical Issues in the New Reproductive Technologies, Prometheus Books, 2007

Christopher Kaczor, The Ethics of Abortion: Women’s Rights, Human Life, and the Question of Justice, Routledge, 2011

Jessica Pierce and Georgle Randels, Contemporary Bioethics: A Reader with Cases, Oxford University Press, 2010

J.B.S. Haldane, Daedalus Revisited, Oxford University Press, 1995

Shulamith Firestone, The Dialectic of Sex, 1970

Ann Oakley, The Captured Womb: A History of the Medical Care of Pregnant Women, Blackwell Publishers, 1985

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente Texto original Soraya Chemaly, What Do Artificial Wombs Mean for Women?, rewire.news, Feb 23, 2012 - Trad. cast. de Andrés Salvador

https://rewire.news/article/2012/02/23/what-do-artificial-wombs-mean-women/

marzo 06, 2017

Se discuten en Londres las leyes que regirán la primera colonia en Marte

Por su interés reproducimos a continuación el articulo de Richard Hollingham Las leyes que regirán la primera colonia en Marte [publicado en  BBC Future el  Jueves, 9 de julio de 2014 bajo el tíulo: How to create a bill of rights for Mars colonies - Space Station 9 July 2014] en la que se presentan algunos de los tópicos examinados en la  segunda International Extraterrestrial Liberty Conference = Conferencia Internacional sobre Libertad Extraterrestre (ELC, por sus siglas en inglés). Texto original en español Richard Hollingham, Las leyes que regirán la primera colonia en Marte, bbc.com, 10 de julio de 2014

Las leyes que regirán la primera colonia en Marte

Richard Hollingham 

(Thinkstock)

En una habitación sin ventanas en el sur de Londres, un grupo de unos 30 filósofos, científicos, antropólogos, abogados y entusiastas del espacio discuten cómo será un gobierno que todavía no existe.

¿Y cómo lo hacen? Rebuscando en lo mejor que a nuestra especie se le ha ocurrido hasta ahora.

Por eso revisan una copia de la constitución de Estados Unidos, y también tienen a mano las de Japón, Islandia y Mongolia.

Su tarea: redactar una constitución para un asentamiento humano "libre e independiente" en la Luna o en Marte.

Libertad marciana

"El futuro de la humanidad más allá de la Tierra es un asunto fascinante", dice Charles Cockell, astrobiólogo de la Universidadde Edimburgo y organizador de esta segunda Conferencia Internacional sobre Libertad Extraterrestre (ELC, por sus siglas en inglés).

"Una de las cosas que ha sido muy importante en la historia de la civilización humana es la libertad, así que queríamos pensar en la libertad más allá de la Tierra".

La constitución de EE.UU. es una referencia para la creación de una colonia espacial (Thinkstock)

Hace unos pocos años, habría sido fácil calificar esta conferencia como un ejercicio puramente académico para frikis del espacio.

Sin embargo, como Mars One planea crear una colonia en Marte en los próximos 10 años, la Agencia Espacial de EE.UU., NASA, propone habitar el planeta rojo en 2033 y el fundador de SpaceX y multimillonario de PayPal, Elon Musk, quiere lograr un asentamiento humano permanente en Marte, considerar cómo se podrían gobernar estas bases alienígenas es un tema serio.

"Con este esfuerzo renovado en la exploración espacial cada vez es más importante pensar en quién va a controlar el espacio" - Charles Cockell, organizador de la Conferencia Internacional sobre la Libertad Extraterrestre

"La relevancia ahora es que hay un número creciente de naciones que van al espacio, hay un número creciente de compañías privadas que están construyendo cohetes y con este esfuerzo renovado en la exploración espacial cada vez es más importante pensar en quién va a controlar el espacio", explica Cockell.

"¿Serán las corporaciones? ¿Será el estado? ¿Cómo va a tener el individuo alguna libertad en un entorno que es absolutamente letal?"

La prueba del tiempo

Es muy probable que cualquier nación o compañía que planee iniciar una colonia extraterrestre tenga la tentación de comenzar la civilización de cero: acabar con el pasado y llegar a una visión utópica de una nueva forma de gobierno.

El aislamiento de Islandia hace de su constitución una buena candidata (Science Photo Libary)

Sin embargo, la historia sugiere que esto no es lo más razonable.

El Holocausto, los campos de la muerte de Camboya y los gulags soviéticos son la prueba de algunas de las abominables atrocidades que cometen los humanos cuando aquellos que se encuentran a cargo deciden que es el Año Cero.

La constitución estadounidense, por otro lado, aunque haya sido enmendada muchas veces desde que se adoptara en 1787, ha resistido la prueba del tiempo.

También ha inspirado las constituciones de democracias más recientes como la de Japón.

Los organizadores de la conferencia pusieron a Islandia como otro ejemplo porque, al igual que una colonia extraterrestre, el país se encuentra en una ubicación relativamente aislada con poca población.

Y como en Marte, sus habitantes también se enfrentan a un conjunto único de desafíos naturales. De hecho, partes de Islandia parecen un mundo alienígena.

"Tenemos cientos de años de experiencia en la redacción de constituciones y deberíamos apoyarnos en eso", explica Cockell.

Los dueños del oxígeno

Y al adoptar de un modo amplio la constitución estadounidense, los delegados de la conferencia están de acuerdo en una estructura democrática con libertades individuales protegidas por una declaración de derechos.

También apoyan un poder judicial independiente y la libertad de prensa. "Pero", dice Cockell, "hay cosas acerca del espacio que son completamente diferentes al entorno de la Tierra, en particular el problema de quién controla el oxígeno".

"Si alguien consigue el control del oxígeno, podría tener el control de toda la población y amenazar con consecuencias directas a cambio de niveles extraordinarios de poder" - Charles Cockell, astrobiólogo de la Universidad de Edimburgo

Los delegados de la conferencia deciden que tener aire que respirar es un derecho fundamental que tiene que ser consagrado en el corazón de cualquier constitución colonial.

"Una colonia espacial es un entorno propenso a las tiranías", advierte Cockell, señalando que ninguna otra constitución ha incluido antes el derecho al aire respirable.

"Si alguien consigue el control del oxígeno, podría tener el control de toda la población y amenazar con consecuencias directas a cambio de niveles extraordinarios de poder".

Pero en la conferencia hay otras referencias, además de las constituciones: Star Treck.

Resulta que Gene Rodenberry, el creador de Star Trek, pensó seriamente en esto hace casi medio siglo en una oficina de producción de Hollywood.

"Las personas que escribieron Star Trek tenían un sistema, la Federación", dice Janet De Vigne, una académica de idiomas y compañera de Cockell en Edimburgo.

"Star Trek es una sociedad postcapitalista, si vas a establecer una colonia, ¿cómo será la organización económica? La economía podría ser completamente diferente".

"Derecho a irse"

Los delegados también están de acuerdo en que se debería incluir el "derecho a irse" en la nueva constitución.

Pero eso aumenta las preguntas: ¿cómo abandonar una colonia en un planeta sin aire respirable?

Puesto que salir al exterior no es una opción viable, ¿quién pagará el viaje a casa?

E incluso más preocupante, si la colonia es dirigida por una corporación, ¿tienen derecho a echarte? ¿Te enviarían de vuelta a la Tierra o te expulsarían por la cámara de descompresión?

Los colonos de Marte tendrían que afrontar la vida en un entorno hostil (Science Photo Libary)

Los colonos de Marte tendrían que afrontar la vida en un entorno hostil para los humanos.
  
Otra idea que recibe mucho apoyo debe sus orígenes a la Antigua Grecia, donde una parte del gobierno se elegía pero también estaba compuesto por personas surgidas de una lotería.

"En una colonia espacial sellada, tener un sistema en el que todos tengan un interés particular en el sistema político es bueno", comenta Cockell.

"La apatía en un entorno letal y hostil es extremadamente peligrosa" - Charles Cockell, astrobiólogo de la Universidad de Edimburgo

Cockell planea pasar el verano intentando que estas discusiones acaben en una constitución final.

No obstante, el objetivo último de la conferencia es reunir una serie de libros académicos sobre cómo podría funcionar un asentamiento extraterrestre.

Debido a que se publicaría el próximo año, servirá como manual sobre cómo establecer y dirigir una colonia espacial con éxito.

Los delegados en la pequeña habitación sin ventanas del sur de Londres podrían tener el mérito algún día de ser los nuevos padres y madres fundadores.

Después de todo, la primera constitución que comenzara con: "Nosotros, las personas de Marte…" podría ser promulgada como ley en los próximos 20 años.

Pero, ¿y si todo va mal y una dictadura brutal surge en una de estas nuevas colonias?

Cockell ya ha pensado en ello, y la conferencia del próximo año redactará un manual sobre cómo derrocar un gobierno extraterrestre impopular.

FuenteRichard Hollingham Las leyes que regirán la primera colonia en Marte publicado en BBC Future - Jueves, 10 de julio de 2014

febrero 26, 2017

Decapitación ritualizada de cazadores-recolectores de 9000 años

Texto original 9,000-year-old hunter-gatherer ritualised decapitation, pasthorizonspr.com, September 23, 2015  - Trad. cast. de Andrés Salvador
 Decapitación ritualizada de cazadores-recolectores
 de 9000 años

Entierro 26 de Lapa do Santo. Image: Gil Tokio - Crédito: pasthorizonspr.com

Pocos hábitos amerindios impresionaron a los colonizadores Europeos más que la toma y exhibición de partes del cuerpo humano, especialmente cuando la decapitación estaba involucrada. Aunque disputada por algunos autores, se ha hecho ampliamente aceptado que la decapitación era común entre los Nativos Americanos a través del continente entero.

La evidencia arqueológica confirma que la práctica tiene profundas raíces  cronológicos. En América del Sur, la decapitación más antigua ocurrió en los Andes y data de ca. 3000 años antes del presente. Dado que todos los otros casos arqueológicos sudamericanos ocurren en los Andes (por ejemplo, Inca, Nazca, Moche, Wari, Tiwanaco) se asumió que la decapitación fue un fenómeno Andino tanto en sus orígenes como en su más inequívoca expresión.

La práctica es mucho más antigua

Sin embargo, un equipo internacional liderado por André Strauss, del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology en Leipzig, Alemania, ha descubierto que este tipo de práctica es mucho más antigua de lo que previamente se pensaba y no se restringe a la franja occidental del continente. En un paper el reporta el descubrimiento en la zona arqueológica de Lapa do Santo (centro-este de Brasil) de un caso de la decapitación humana datado de más de 9.000 años antes del presente, usando acelerador de espectrometría de masas. El entierro se compone de un cráneo, mandíbula, el primero de seis vértebras cervicales y dos manos cortadas de un hombre adulto. La mano derecha se colocó sobre el lado izquierdo de la cara con falanges distales apuntando a la barbilla mientras que la mano izquierda se colocó sobre el lado derecho de la cara con falanges distales apuntando a la frente.

Utilizando un microscopio confocal que puede generar modelos tridimensionales de las marcas de corte se determinó que los tejidos blandos se retiraron usando escamas [=flakes] de piedra. De acuerdo con un equipo de expertos forenses que participaron en este estudio la eliminación definitiva de la cabeza no fue el resultado del corte, sino en vez de tirar y girar hasta que la separación fue conseguida.

No es un extraño

Aunque la perspectiva Occidental siempre ha entendido la decapitación en el contexto de la violencia y castigo entre grupos, los registros arqueológicos y etnográficos apuntan a un escenario más complejo en el Nuevo Mundo. "El análisis químico de los isótopos de estroncio hecho en este estudio indica que el individuo decapitado no era una persona ajena al grupo", dice Domingo Carlos Salazar-García, del Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology. "Por lo tanto, probablemente no era un enemigo derrotado sino en su lugar un miembro de la comunidad".

Los investigadores proponen que la decapitación de Lapa do Santo no fue un acto de violencia contra el enemigo sino en su lugar parte de un conjunto más amplio de los rituales mortuorios que implican un fuerte componente de manipulación del cuerpo. La disposición cuidadosa de las manos sobre la cara es compatible con un importante componente de la exhibición pública en el ritual que podría haber trabajado para mejorar la cohesión social dentro de la comunidad. "Esta decapitación ritualizada atestigua la temprana sofisticación de los rituales mortuorios entre cazadores-recolectores en las Américas", dice el primer autor André Strauss. "Por otra parte, el hallazgo de Lapa do Santo duplica la profundidad cronológica de la práctica de la decapitación en América del Sur. Geográficamente, se amplía el rango conocido de la decapitación en más de 2.000 kilómetros, lo que demuestra que durante el Holoceno temprano esto no fue un fenómeno restringido a la parte occidental del continente como se asumió previamente".

Siga el enlace para trabajo completo e imágenes:

http://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0137456

Nota Traducción castellana de Andrés Salvador (Sujeta a revisión). Las notas entre corchetes son del traductor.

Fuente 9,000-year-old hunter-gatherer ritualised decapitation, pasthorizonspr.com, September 23, 2015  - Trad. cast. de Andrés Salvador

febrero 15, 2017

Yuval Noah Harari: "La mayoría de la gente será innecesaria en el siglo XXI"

Por su interés reproducimos aquí el reportaje que Ernest Alós reliza en el Periodico (Barcelona) al historiador Yuval Noah Harari, en el que este hace detallada referencia a los cambios tecnológicos e ideológicos que se producirían en el próximo siglo y lo que ello podria suponer para el sistema de valores humanísticos predominantes en el siglo XX. Texto original Ernest Alós, Yuval Noah Harari: "La mayoría de la gente será innecesaria en el siglo XXI", elperiodico.com, 10 de Octubre del 2016

Yuval Noah Harari: "La mayoría de la gente será 
innecesaria en el siglo XXI"

El historiador israelí, autor de 'Sapiens', pinta un negro futuro para la humanidad en su nuevo libro, 'Homo deus'

Yuval Noah Harari, en Barcelona. Ferran Sendra


Lunes, 10 de Octubre del 2016 - 19:34 CEST

Con libros como ‘Sapiens. Breve historia de la humanidad’, el joven historiador israelí Yuval Noah Harari (1976) ha sido leído y recomendado por lectores como Barack Obama o Mark Zuckerberg. La élite de la élite que puede hacer realidad, o no, los negros presagios sobre el futuro de nuestro género que plantea en ‘Homo Deus. Una breve historia del mañana’ (Debate / Edicions 62), el libro sobre el que este martes debatirá con Jorge Wagensberg en el ciclo Converses a la Pedrera (19 horas, entradas agotadas). En él expone que en el último siglo la humanidad ha reducido drásticamente el hambre, ha retrasado la muerte y acotado las guerras. Ese proceso puede seguir progresando para conseguir más felicidad (pero gracias a la bioquímica) y más longevidad (para unos pocos) hasta llegar a crear una nueva figura, el ‘Homo deus’, con capacidades que nuestros ancestros reservaban a los seres divinos. Pero ese planteamiento aparentemente optimista es un ‘macguffin’, y la historia puede ir por otros derroteros, mucho más funestos. Y es que uno de los méritos de Harari es su habilidad para utilizar recursos narrativos…

Así que de optimismo nada, ¿no? El primer capítulo del libro es una historia simple, la que nos suelen explicar científicos y futurólogos sobre lo que sucederá en los próximos 100 años. Una simple proyección del presente sin grandes cambios. En el pasado conseguimos superar el cólera, el tifus y la tuberculosis y ahora venceremos el cáncer y el alzhéimer y encontraremos la manera de rejuvenecer el cuerpo. Pero en la mayor parte del libro lo que hago en realidad es complicar la historia. No solo porque vaya a haber imprevistos sino porque los ideales fundamentales que nos impulsaron en esta dirección están en peligro, pueden colapsar. En el próximo siglo encararemos no solo cambios tecnológicos sino también ideológicos. Y la idea de que podemos mantener los valores humanísticos que han sido predominantes durante el siglo XX, solo que con una mejor tecnología para hacer realidad estos ideales, es muy naïf.

¿Así, la libertad, la democracia, los derechos humanos, cree que son valores que corren peligro? Sí, por supuesto. Las ideas fundamentales de las democracias liberales con las que estamos familiarizados, como ‘un hombre un voto’, en un mundo con castas biológicas, ciborgs e inteligencia artificial pueden quedar completamente obsoletas. Los superricos podrán conseguir para sí mismos o para sus hijos capacidades que les harán superiores a la población media, que no podrá competir, y la brecha se hará cada vez mayor. Hoy no, y por eso el hijo de un pobre aún tiene alguna oportunidad. Cuando haya estas diferencias biológicas no tendrá ninguna.

Quedémonos de momento dentro de esta narración que dice que viviremos más y nuestra especie mejorará. Toda la humanidad no se convertirá en ‘homo deus’. Solo unos pocos. ¿Y los demás? Durante el siglo XX la igualdad fue quizás el valor más importante de la humanidad. En gran parte, la historia del siglo XX es una historia de victorias, incompletas por supuesto, sobre la desigualdad. El mundo es ahora mucho más igualitario entre razas, entre clases, entre géneros, incluso entre padres e hijos. Esto ahora quizá va a invertirse. Veremos mayores desigualdades que en cualquier otro momento de la historia. Podremos ver a una pequeñísima minoría de personas que monopolice el poder económico y político, los algoritmos y la tecnología, y utilice este enorme poder para empezar a mejorar biológicamente y crear clases biológicas. Esto es abstracto, así que podemos poner un ejemplo: pensemos por ejemplo en los coches con pilotaje autónomo. Serán casi inevitables en los próximos 10 o 20 años. Hoy, millones de personas comparten las decisiones sobre la movilidad. Taxistas, conductores, profesores de autoescuelas, guardias de tráfico… Dentro de 20 años todos los vehículos estarán conectados a una única red que estará controlada por un único algoritmo. ¿Y quién será el propietario? Quizá una corporación como Google controlará toda la red de transporte de Barcelona. Ese es el tipo de monopolización del poder que puede venir.

Usted dice que en esa sociedad la clase mayoritaria pasaría a ser la de los innecesarios. El momento más inquietante del libro es cuando usted plantea que ya hay un modelo de cómo sería esa relación entre superhombres y homo sapiens: la forma como hoy nosotros tratamos a los animales. Bueno, me parece que no se los comerán, no creo que lleguemos a eso. No creo que la gente vaya a ser criada en granjas como en ‘Matrix’, eso no es realista… las máquinas no necesitan comer personas. Lo que quiero dar a entender es que en el siglo XX las mejoras en la vida del humano medio se produjeron sobre todo debido a que los gobiernos, en todo el mundo, establecieron sistemas masivos de educación, salud y del estado del bienestar. Hasta Hitler necesitaba que millones de alemanes estuvieran en condiciones de servir en la Wehrmacht y trabajar en las fábricas. Tenía sentido invertir en su bienestar. En el siglo XXI las élites perderán sus incentivos para invertir en la salud, la educación y el bienestar de la mayoría porque la mayor parte de la gente será innecesaria. Esto no significa que los vayan a exterminar de forma activa, solo que los gobiernos invertirán cada vez menos en ellos. Y esto ya está sucediendo ahora en el todo el mundo.

¿El futuro se parecerá a esas sociedades del pasado en que el 20% de la población podía morir de hambre sin que se inmutaran en el palacio real? Podría ser algo así. Tenemos que ser muy realistas: durante la mayor parte de la historia, la mayor parte de la gente ha sido insignificante para las élites y los centros de poder. Hemos vivido en una sociedad muy especial, en la que solo durante los siglos XIX y XX las masas han sido vitales para la economía y por lo tanto han tenido derechos. Que ya no sean necesarias por razones económicas o militares tendrá consecuencias desastrosas sobre las personas.

Hubo otra razón: leyeron a Marx, creyeron en la amenaza de una clase obrera organizada y reaccionaron preventivamente. Tienes el argumento ético, que debería ser suficiente, pero me temo que no lo es. Marx escribía en el siglo XIX bajo la idea de que el proletariado era el elemento imprescindible para la economía. Y que la huelga general era su arma irresistible. Pero ahora es irrelevante. La mayoría de las personas serán económicamente innecesarias. ¿A quién le importa que hagan huelga los mendigos? ¡Los algoritmos no van a la huelga!

¿Hay hoy alguna amenaza que disuada al poder de dejar a la mayoría de población a la intemperie? No lo sabemos. Cuanto más globalizada y automatizada es la economía, menor es el poder de la clase obrera. Creo que esta es una de las razones por las que la gente vota a Donald Trump en EEUU, por el Brexit en el Reino Unido o por los nuevos partidos en España, Grecia e Italia. La gente se da cuenta de que está perdiendo su poder e intenta desesperadamente demostrar al sistema que aún lo tiene votando todo tipo de políticas antiestablishment. Pero temo que es un gesto. No consigo adivinar cuál puede ser la amenaza que pueda invertir esa concentración de recursos que hace que las 60 personas más poderosas tengan más riqueza que el 50% de la población mundial, 3.500 millones de personas.

Le pone nombre a ese futuro amenazante. Dataísmo. ¿Cómo lo define? Para dar una definición breve: dataísmo es la situación en la que, con suficientes datos biométricos sobre mí y suficiente poder computacional, un algoritmo externo puede entenderme mejor de lo que yo me entiendo a mí mismo. Y una vez existe este algoritmo, el poder pasa de mí, como individuo, a ese algoritmo, que puede tomar mejores decisiones que yo. Esto empieza con cosas simples, como el algoritmo de Amazon que te propone libros, o los sistemas de navegación que nos dicen qué camino tomar. Eran decisiones que tomábamos basándonos en nuestros instintos y conocimientos. Ahora la gente cada vez confía más en aplicaciones y sigue instrucciones del teléfono móvil. Y esto irá pasando también en decisiones más importantes, cómo en qué universidad estudiar, a quién votar… Iremos cediendo poder de decisión, y no porque lo decida un poder dictatorial, sino que seremos nosotros quienes querremos hacerlo. Hay departamentos de policía de EEUU en los que es un algoritmo el que decide dónde se debe desplegar a los patrulleros en función de los patrones de delincuencia, no un sargento veterano como antes. Tengo un amigo en Israel que está investigando en una inteligencia artificial que actúe como tutor de los niños las 24 horas del día y les enseñe todo. Por supuesto los algoritmos no acertarán en el 100% de las ocasiones… pero no lo necesitan, solo necesitan ser mejores que un humano medio, y eso no es tan difícil.

Dice usted que este es solo un futuro posible. ¿Qué posibilidades tenemos de hacer que no sea así? ¿Hacer nuestros datos tan opacos como sea posible? ¿Confiar en nuestras propias habilidades? Aún tenemos mucho margen para elegir cuánta autoridad ceder a nuestro móvil. Pero hay un campo en el que será muy difícil resistir a esta evolución, el de la medicina. En 20 o 30 años, el tipo de cuidados médicos que podrás recibir si renuncias a tu intimidad será tan, tan superior al que tenemos ahora que muy poca gente elegirá preservar su privacidad. Si un Googledoctor puede monitorizarte 24 horas al día, todo lo que sucede en tu cuerpo, y puede reconocer el inicio de una gripe, de un cáncer o un alzhéimer cuando sea tratable, y has de elegir entre intimidad y salud, el 99% de la gente elegirá salud y le dará permiso al Googledoctor. Tomemos otro ejemplo: la gente dice que el futuro de la moneda es bitcoin, que eso será irresistible. Pero una economía basada en el bitcoin hará perder a los gobiernos cualquier capacidad de política monetaria y de garantizar el pago de los impuestos. No creo que sea inevitable. Aún tenemos la posibilidad de tomar otras decisiones políticas: por ejemplo desarrollar una divisa electrónica controlada por los gobiernos, con sus ventajas pero sin anonimato. Aquí podemos elegir entre dos futuros muy distintos.

Usted dice que en su libro expone una “predicción histórica”. Parece una contradicción entre términos. Y muchos historiadores no estarán de acuerdo con usted en que su trabajo sea el de especular con escenarios alternativos, ni en el pasado ni mucho menos en el futuro. ¿Cómo entiende usted la labor del historiador? Creo que el papel del historiador es el de plantear diferentes posibilidades. La mayoría de la gente, cuando observa el mundo, cree que lo que ve es natural, inevitable. Los historiadores somos importantes porque reconstruimos el proceso por el cual el mundo ha llegado a ser como es, cómo el capitalismo y el Estado Nación son las formas de organización dominantes hoy, y entendemos las fuerzas que nos han llevado hasta aquí y también los accidentes que han ocurrido durante este proceso y las alternativas que podrían haberse hecho realidad. Porque los historiadores no ven el presente como algo natural y eterno. Debemos utilizar este conocimiento para mirar hacia el futuro con una perspectiva más abierta, para darnos cuenta de que hay alternativas a los sistemas políticos, económicos y sociales que dominan el mundo hoy. Y esto es lo que intento hacer. No predecir el futuro, algo que es imposible, sino abrir mentes y pensar de una forma más creativa sobre el futuro.

Habla de las guerras y el hambre en África como problemas a corto plazo, y del cambio climático como una preocupación a medio plazo, pero parece que le da menos importancia que a las amenazas a largo plazo de esa sociedad de la inteligencia artificial. ¿Pero llegará, si finalmente el agua nos llega literalmente al cuello? Mi temor es que el cambio climático puede destruir la mayoría de sistemas ecológicos, la mayoría de los animales y plantas, la mayoría de la gente, pero que la ciencia y la tecnología serán capaces de salvar a las élites. Así que el el calentamiento global puede acelerar ese proceso del que estábamos hablando. El peligro es que la élite política y económica, ni que sea de forma inconsciente, siente que podrá escapar de ese desastre ecológico.

Fuente Ernest Alós, Yuval Noah Harari: "La mayoría de la gente será innecesaria en el siglo XXI", elperiodico.com, 10 de Octubre del 2016

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/entrevista-yval-noah-harari-homo-deus-5482036

febrero 01, 2017

La violencia y el cambio climático en la prehistoria de Egipto y Sudán

Texto original: Renée Friedman, Violence and climate change in prehistoric Egypt and Sudan, British Museum blog, July 14, 2014 - Trad. cast. de Andrés Salvador
La violencia y el cambio climático en la prehistoria de Egipto y Sudán

Renée Friedman, curador del Museo Británico

Lo que comenzó hace dos años como un reordenamiento de algunos casos en la Galería del Temprano Egipto  (Sala 64) para resaltar las nuevas adquisiciones, gracias a la generosidad de Raymond y Beverly Sackler, se convirtió en una renovación total, con nuevos temas y pantallas en todas partes [throughout]. Esto también nos ha dado la oportunidad de integrar algunas de las investigaciones más recientes sobre los  períodos tempranos, de formación de la civilización egipcia y presentar nuestra mejor comprensión de la misma.

La civilización del Antiguo Egipto es el producto de más de 5.000 años de desarrollo. La galería se centra en los primeros, prehistóricas, fases de este desarrollo desde 8600 a.C. a 3100 a.C., cuando Egipto unificado se convierte en el primer estado nación en el mundo.También se destacan los avances en la ideología y la tecnología durante la Primera y la Segunda Dinastía que allanaron el camino para la Era de las Pirámides del Reino Antiguo. Para ilustrar estas historias hemos creado nuevos dsiplays de objetos que se tenía de la colección, así como una selección de los materiales solo recientemente adquiridos.

Excavaciones en Jebel Sahaba, 1965 (Foto: Archivo Wendorf, British Museum)

Mapa del cementerio 117 en Jebel Sahaba. Los puntos rojos indican los que experimentaron una muerte violenta.

Entre las mas excitantes de las nuevas adquisiciones están los materiales de el sitio de Jebel Sahaba, ahora en el norte de Sudán, que fueron donados al Museo por el Dr. Fred Wendorf en 2002. Excavando aquí en 1965-1966, como parte de la campaña financiada por la UNESCO para salvar los sitios destinados a ser inundados por la construcción de la represa de Asuán [Aswan High Dam], el Dr. Wendorf encontró un cementerio (sitio 117) que contiene al menos 61 individuos que datan de hace unos 13.000 años. Este descubrimiento es de gran importancia por dos razones. En primer lugar, como un cementerio designado, evidentemente utilizada por varias generaciones, es uno de los más tempranos cementerios formales en el mundo. Antes de este descubrimiento, sólo tumbas aisladas, o cúmulos de hasta tres cuerpos habían sido conocidos en el Valle del Nilo. Pero quizás aún más importante, de los 61 hombres, mujeres y niños enterrados en Jebel Sahaba, al menos el 45% de ellos murió de heridas recibidas, haciendo de esta la evidencia más temprana de violencia entre comunidades en el registro arqueológicoVirutas y partículas de cuarzo, los restos de flechas y otras armas, fueron encontrados mezclados con y en algunos casos todavía incrustados en los huesos de 26 personas, mientras que marcas de corte se encuentran en los huesos de los otros.

Foto de la excavación de dos víctimas de la violencia presentada en la Sala 64 (entierros 20 y 21). Los lápices apuntan a fragmentos de armas mezclados con los huesos. (Foto: Archivo Wendorf, British Museum)

Imagen de microscopio electrónico de barrido de un fragmento de arma incrustada en la pelvis ósea del Entierro 21, Jebel Sahaba

Un caso especial muestra dos de las desafortunadas víctimas  (entierros 20 y 21) y los restos de las armas reales que los mataron, recreando los entierros, como ellos fueron encontrados. Esta es la primera vez que estos esqueletos han sido mostrados públicamente. Ambos eran hombres adultos, enterrados juntos en la posición estándar flexionada, sobre su lado izquierdo, cabeza hacia el sur [head south], faz orientada al este [facing east]. Se encontró un total de 19 fragmentos de armas en y entre los huesos del Entierro 21 por los excavadores originales, incluyendo uno todavía  alojado en la pelvis. Sin embargo, la conservación moderna de los cuerpos en preparación para el display ha hecho ahora posible ver con gran magnificación las más pequeñas virutas. La investigación en curso también está estudiando la velocidad y direccionalidad de las flechas y armas basados ​​en marcas de corte y otras micro-trazas en los huesos, lo que puede permitirnos recrear la incursión letal. Es evidente que el conflicto era brutal y parece que ha sido bastante constante, como también  lesiones curadas se han observado.

Las razones de toda esta violencia muy probablemente se reduce al clima.   Los glaciares de la Edad de Hielo que cubren gran parte de Europa y América del Norte en este momento hacen el clima en Egipto y Sudán frío y árido. El único lugar para ir era al Nilo, pero su régimen era erratico: dependiendo de la fecha exacta, el río era o bien alto y salvaje, o baja y lento. De cualquier manera, había poca tierra viable en el que vivir, y los recursos deben haber sido escasos. La competencia por los alimentos puede haber sido la razón del conflicto a medida que más grupos se acumulaban alrededor de las mejores zonas de pesca y  recolección y no estaban dispuestos o eran incapaces de alejarse. Otros dos cementerios encontrados por el Dr. Wendorf en la vecindad sugieren que varias otras unidades sociales o tribus pequeñas, también considerabann esta área su hogar y esto puede haber causado fricción. Sin embargo, los cuerpos en los otros cementerios no muestran la evidencia de la violencia sostenida vista en el Cementerio 117, lo que sugiere que este grupo era o muy desafortunado o que el cementerio fue asignado específicamente para las personas que murieron de muerte violenta. A medida que más investigación se lleve a cabo en la colección única ahora alojada en el Museo, sin duda aprenderemos más sobre la vida en aquellos precarios tiempos.

La paleta Battlefield (EA 20791)

Por supuesto, la gente de Jebel Sahaba no fueron las únicas víctimas de la violencia. La galería, recientemente reformado, también cuenta con el regreso de la popular mesa de autopsia virtual que permite una mirada más profunda en el Hombre de Gebelein y su desafortunado final. Para los restos reales de esta muy bien conservada momia natural,  el nuevo display tiene como objetivo recrear su tumba con la mayor precisión que los registros que sobreviven lo permitan. Sir Wallis Budge, Guardian del Departamento Egipcio desde 1894 a 1924, afirma haber sido testigo de la excavación del Hombre de Gebelein en 1899 y relata que la tumba estaba cubierta por losas de piedra y el cuerpo estaba rodeado de macetas y otros objetos. La simulación de algunas losas de piedra no era un problema, pero resultó imposible determinar qué elementos vinieron específicamente de su tumba. Aquellos que ahora lo acompañan por lo menos vienen de Gebelein y datados alrededor del 3500 a.C., el tiempo del que pensamos que es el Hombre de Gebelein. Este fue un período en el que varios centros regionales comenzaron a competir por el poder y el territorio, lo que conduce finalmente a la unificación de Egipto unos 400 años más tarde. La violencia sin duda jugó un papel en este proceso (como se hace claro en la intrincadamente tallada paleta de Battlefield, antes de reunirse con su pieza reparada préstamo a largo plazo por parte del  Ashmolean Museum, Oxford) y la herida de arma blanca en la espalda del Hombre de Gebelein le puede marcar como una desafortunada víctima de su tiempo.

Pieza de juego de Marfil (EA 64093). Catering para la otra vida real, juegos de mesa y piezas de juego para Mehen, el juego de la serpiente, fueron algunos de los objetos colocados en las tumbas de los reyes de la Primera Dinastía.

Este período no era todo  asesinato y caos [mayhem]. Otros temas en la Galeria incluyen cómo ha preservado el cambio climático para nosotros una mirada a los mismos comienzos de la civilización egipcia antigua en la vida de los pastores que vivían en lo que hoy es el desierto del Sahara desde alrededor del 8600 a.C. hasta que el clima seco los forzó a ellos hasta el Nilo. Ahí adoptaron la agricultura, poniendo en marcha los desarrollos sociales y tecnológicos que llevaron directamente a la llegada de la civilización egipcia Dinastica en torno al 3100 antes de Cristo. La galería incluye displays que ilustran las creencias de la vida futura, los tempranos dioses, la primera escritura y las innovaciones tecnológicas, así como una mirada a la suntuosa vida futura de los reyes de la Primera Dinastía.

Máscara de cerámica encontrada recientemente en Hieracómpolis, representada en yeso en la Sala 64, cortesía de la Hierakónpolis Expedición.

Trabajando en la galería, gracias a la bondad de Tom y Linda Heagy, también he sido capaz de integrar algunos de los descubrimientos recientes (en imágenes y yesos) de las excavaciones patrocinadas por el Museo Británico en el sitio de Hieracómpolis, el mayor sitio del periodo predinástico formativo. Hallazgos allí están ayudando a trazar el desarrollo de algunas de las características que vienen a tipificar la antigua civilización egipcia. La investigación actual en otros sitios tempranos también se cuenta, gracias a la colaboración de muchos colegas, demasiado numerosos para mencionar, que tan amablemente suministraron información y fotografías, a menudo con poca antelación. A través del display, espero que los visitantes podrán obtener una mejor comprensión de Egipto y su origen - un fascinante laboratorio de experimentación dinámica - y la deuda que los egipcios de tiempos posteriores adeudan a sus tempranos antepasados​​.

Nota: Traducción castellana de Andrés Salvador (sujeta a revisión). Las notas entre corchetes y los subrayados son del traductor.

Fuente: Renée Friedman - Violence and climate change in prehistoric Egypt and Sudan - British Museum blog - July 14, 2014